El crecimiento de tumores hepáticos en ratones se desaceleró con el nuevo tratamiento de quimioterapia

Investigadores exploran estrategias de tratamiento mejoradas para el cáncer hepatocelular

Universidad de Missouri-ColumbiaShare

Los investigadores de la Facultad de Medicina de la Universidad de Missouri han desarrollado un nuevo tratamiento que combina quimioterapia e inmunoterapia para reducir significativamente el crecimiento tumoral en ratones. El equipo incluye (desde la izquierda) Guangfu … ver más

Crédito: Justin Kelley / MU Salud

COLUMBIA, Mo. (28 de febrero de 2017) – El carcinoma hepatocelular es la forma más común de cáncer de hígado, pero las opciones de tratamiento son limitadas y muchos pacientes son diagnosticados en etapas tardías cuando la enfermedad no puede ser tratada. Ahora, los investigadores de la Facultad de Medicina de la Universidad de Missouri han desarrollado un nuevo tratamiento que combina quimioterapia e inmunoterapia para reducir significativamente el crecimiento de tumores en ratones. Los investigadores creen que con más investigación, la estrategia podría traducirse en beneficio de los pacientes con la enfermedad.

“El fármaco actual aprobado por la Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos para tratar el carcinoma hepatocelular sólo aumenta la supervivencia promedio de los pacientes en aproximadamente tres meses”, dijo Kevin Staveley-O’Carroll, MD, Ph.D., Medicina Hugh E. Stephenson Jr., MD, Departamento de Cirugía y director de Ellis Fischel Cancer Center. “Si bien cualquier extensión de la vida es valiosa, nuestro equipo de investigación está desarrollando una nueva estrategia terapéutica que podría extender y mejorar la calidad de vida de estos pacientes”.

La inmunoterapia aumenta las defensas naturales del cuerpo para combatir el cáncer. La terapia se ha utilizado para ayudar a tratar varios tipos de cáncer, como el melanoma y el cáncer de pulmón. Sin embargo, hay poca investigación sobre la combinación de inmunoterapia con quimioterapia.

Durante el estudio, un grupo de ratones fue tratado con el agente de quimioterapia sunitinib y otro grupo fue tratado con un anticuerpo de inmunoterapia conocido como anti-PD-1. Durante un período de cuatro semanas, los tumores en ratones tratados con sunitinib crecieron 25 veces más. Los tumores en ratones tratados con inmunoterapia crecieron a una velocidad más lenta y fueron 15 veces más grandes. Sin embargo, un tercer grupo de ratones tratados con una combinación de quimioterapia e inmunoterapia experimentó incluso un crecimiento más lento del tumor a un tamaño que era sólo 11 veces mayor.

“Nuestros resultados muestran que un combinado quimioterapia inmunoterapéutica puede reducir el crecimiento tumoral en los ratones de manera más eficaz que el tratamiento individual”, dijo Guangfu Li, Ph.D., DVM, profesor asistente en el Departamento de Cirugía de MU. “Esta innovadora combinación promueve una respuesta inmune antitumoral y suprime mejor el crecimiento del cáncer. Nuestros hallazgos apoyan la necesidad de un ensayo clínico para probar si esto podría convertirse en un tratamiento rentable que podría ayudar a mejorar la vida de los pacientes con cáncer de hígado “.

Expertos en salud pública celebran 30 años de las soluciones de investigación de prevención de CDC para comunidades con disparidades en salud

El suplemento especial al diario americano de medicina preventiva destaca cómo la investigación aplicada de la salud pública se ha traducido en la política y la práctica

Elsevier Health SciencesShare

IMAGEN: Este es un resumen del Programa de Centros de Investigación Preventiva y sus contribuciones a la salud pública y la educación. Crédito: Programa de Centros de Investigación Preventiva, Centros para el Control y Prevención de Enfermedades.

Crédito: Programa de Centros de Investigación Preventiva, Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades

Ann Arbor, MI, 16 de febrero de 2017 – Han pasado 30 años desde que los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) previeron la creación de un puente entre la investigación académica en salud pública y la práctica de salud pública. El resultado es el Programa de Centros de Investigación Preventiva (PRC, por sus siglas en inglés), actualmente una red de 26 instituciones académicas de todo Estados Unidos dedicada a trasladar nuevos descubrimientos a las comunidades que los necesitan. Marcando este hito, miembros clave de la comunidad de la Red PRC comparten sus ideas y comentarios para proporcionar una perspectiva de los iniciados sobre el pasado, presente y futuro del Programa PRC en un suplemento especial a la American Journal of Preventive Medicine.

“El 30 aniversario de la fundación de la Red de la RPC es un momento apropiado para reflexionar sobre nuestro progreso y mirar hacia el futuro. La investigación de prevención aplicada con un enfoque en la comprensión de las disparidades de salud y la promoción de la equidad en salud nunca ha sido más importante que ahora. La red de la República Popular China ha hecho grandes progresos en el desarrollo, la prueba y la difusión de programas y políticas que han tenido un impacto amplio y sostenido “, comentó el suplemento Editor invitado Dr. Mehran S. Massoudi, ex Director de la RPC y actual Regional Health Administrator, Departamento de Salud y Servicios Humanos (DHHS).

Los líderes del programa de PRC proporcionan una mirada histórica, una evaluación actual y una perspectiva para el futuro del programa. Las contribuciones representan esfuerzos continuos para promover la salud mediante la realización de investigaciones de vanguardia y la traducción de la investigación a la práctica en asociación con las comunidades.

El Dr. James S. Marks, Director del Centro Nacional para la Prevención de Enfermedades Crónicas y Promoción de la Salud (NCCDPHP), y el Dr. Jeffrey P. Koplan, ex director del CDC y Director de los CDC, revisan los primeros años de los PRCs y ofrecen perspectivas al futuro . Examinan las luchas iniciales que condujeron a oportunidades perdidas y cómo se ha logrado el objetivo original de las CRP, es decir, la investigación práctica en comunidades desafiadas como parte esencial de la empresa académica de becas, servicios y capacitación. Observaron que “el puente que las CRP han ayudado a construir entre la academia de salud pública y la práctica es amplio, muy viajado, y ha traído vidas más largas, más saludables y más satisfactorias para todos”.

Cuatro ex directores de PRC miran hacia atrás en algunos desafíos únicos a los que se enfrenta el Programa de la República Popular China y cómo finalmente los abordaron con éxito. Eduardo J. Simoes, MD, MSc, MPH, Director de 2002 hasta 2011, señaló: “A lo largo del camino y todos los días, esta asociación de gobierno, la academia y la comunidad viajó un camino lleno de baches con pavimento mejorado proporcionado por funcionarios federales dedicados a la salud pública Motivado por el conocimiento y un fuerte sentido del deber “.

Los líderes de la Asociación de Funcionarios Estatales y Territoriales de Salud y la Asociación Nacional de Funcionarios de Salud del Condado y de la Ciudad proveen un marco desde la perspectiva práctica de cómo el Programa PRC sirve como un recurso a los departamentos estatales y locales de salud pública cuando cumplen con su salud pública misión.

Asociación de Escuelas y Programas de Salud Pública y el Colegio Americano de Medicina Preventiva representantes ofrecen una perspectiva del Programa de la República Popular China como una cartera integral de las Escuelas de Salud Pública y Medicina para promover la salud de la población. Los PRC están impulsando la investigación académica para prestar más atención a los esfuerzos de prevención sobre el terreno, los departamentos de salud estatales y locales que se benefician de los lazos más estrechos con las instituciones de investigación y el público, que gana una plataforma basada en pruebas para la promoción de la salud y la enfermedad prevención.

El suplemento documenta la historia de cómo los programas de PRC han impactado la salud de afroamericanos, hispanos / latinos, nativos americanos, poblaciones sordas, adolescentes, adultos mayores y poblaciones urbanas y rurales con escasos recursos. Otros artículos tratan de medir el impacto de una intervención de los medios nacionales implementada a través de la Red de la RPC, evaluando programas de incentivos de alimentos saludables, evaluando los programas de prevención del riesgo de caídas y promoviendo la anticoncepción adolescente a través de la intervención de los padres.

Veintiún artículos de investigación originales revisados ??por pares de los socios académicos y comunitarios de la CRP muestran la profundidad y alcance de su trabajo. Estos artículos abarcan una amplia gama de temas importantes, incluyendo la difusión e implementación de programas basados ??en la evidencia de larga data, incluyendo la formación de redes temáticas de investigación en actividad física, envejecimiento saludable, prevención y control del cáncer y manejo de la epilepsia; Vigilancia de la salud de la comunidad sorda; Investigación para practicar en entornos estatales y locales de salud pública; Colaboración con los socios de la comunidad; Uso de trabajadores comunitarios de salud o “promotoras”; Y capacitación de la fuerza laboral de salud pública.

“Al mirar hacia el futuro, debemos basarnos en el trabajo de los últimos 30 años, incorporando nuevos conocimientos y tecnología, al tiempo que seguimos comprometidos con nuestra misión de trabajar como una red interdependiente de Comunitarios, académicos y de salud pública para llevar a cabo investigaciones de prevención y promover el amplio uso de prácticas probadas para promover una buena salud “.

La falta de capacitación contribuye al agotamiento, encuesta de maestros preescolares encuentra

El estudio de MU evalúa la percepción de los educadores de la primera infancia sobre el estrés, el apoyo

Universidad de Missouri-ColumbiaShare

IMAGEN: Se trata de Laine Young-Walker, MD, profesora asociada de psiquiatría infantil y adolescente en la Facultad de Medicina de la UM y autora principal del estudio.

Crédito: Justin Kelley, MU Salud

Los estudios han demostrado que los programas de educación de la primera infancia pueden tener un impacto positivo en el éxito del niño más adelante en la vida. Sin embargo, la tasa anual de rotación a nivel nacional para los maestros de niños en edad preescolar es de aproximadamente el 30 por ciento. Ahora, los investigadores de la Escuela de Medicina de la Universidad de Missouri han investigado a los maestros de la primera infancia y han identificado factores que pueden conducir al estrés y al agotamiento.

“Sabemos de investigaciones anteriores que los programas educativos tempranos pueden beneficiar el rendimiento escolar futuro, el desempeño laboral y los comportamientos sociales”, dijo Laine Young-Walker, MD, profesora asociada de psiquiatría infantil y adolescente en la Escuela de Medicina de la Universidad de California y autora principal del estudio . “Sin embargo, muchos educadores de la primera infancia no están formalmente formados, lo que les obliga a aprender en el trabajo. Nuestro estudio evaluó las percepciones de los profesores sobre los desafíos que enfrentan y su compromiso con educar a los más jóvenes “.

El equipo de Young-Walker encuestó a 100 educadores y proveedores de atención de 13 programas de primera infancia en el condado de Boone, Missouri. Los participantes fueron seleccionados por invitación de las instalaciones inscritas en el Programa de apoyo a la conducta positiva de la primera infancia, una iniciativa a nivel de condado que ayuda a los centros de aprendizaje temprano a establecer y mantener entornos de aprendizaje eficaces. La encuesta incluyó preguntas relacionadas con el compromiso laboral, el estrés y el apoyo.

“Está claro que estos educadores están dedicados a su profesión”, dijo Young-Walker. “El noventa y dos por ciento estuvo de acuerdo en que estaban comprometidos con su trabajo. Sin embargo, la encuesta también proporcionó una visión de los desafíos que experimentan “.

Más del 75 por ciento de los encuestados querían más oportunidades de capacitación. La mayoría de los profesores encuestados consideró que la formación recibida cubría información que ya conocían. Más de un tercio de los maestros estuvieron de acuerdo en que las conductas negativas de los estudiantes interfirieron con su trabajo y resultaron en estrés significativo. Diecisiete por ciento con frecuencia se sentía como dejar su trabajo, y el 15 por ciento ya planeado hacerlo.

“Un análisis de seguimiento indicó que el 38 por ciento de los maestros de la primera infancia encuestados estaban en riesgo de quemarse”, dijo Young-Walker. “Nuestro análisis apunta a una combinación de su alto compromiso con los niños que cuidan, y una percepción de que no tienen el apoyo educativo que necesitan para abordar comportamientos desafiantes en el aula”.

El equipo de investigación cree que los datos pueden ser utilizados para ayudar a resolver las necesidades de los maestros y mejorar la retención.

“Los maestros de niños pequeños juegan un papel central en la prevención de problemas conductuales en las escuelas, pero a menudo son los menos preparados para hacerlo”, dijo Young-Walker. “Los altos niveles de comportamiento desafiante en el aula contribuyen al estrés y al agotamiento del maestro. Sin capacitación adicional específica para la educación temprana, estos maestros no tendrán las herramientas necesarias para ayudarse a sí mismos oa sus estudiantes “.

Una prueba simple permite identificar los niños propensos a sufrir enfermedades cardiovasculares

El estudio, coordinado por la Universidad de Granada y publicado en el renombrado British Journal of Sports Medicine, analiza datos de más de 9.000 niños y adolescentes de 8 a 19 años de 14 países

Universidad de GranadaCompartir

IMAGEN: La “prueba de 20 metros” se utiliza actualmente en la mayoría de las escuelas de España. Ver más

Crédito: UGRdivulga

Un estudio internacional coordinado por la Universidad de Granada (UGR) ha demostrado que el nivel de capacidad aeróbica de los niños y adolescentes (que puede evaluarse mediante una simple prueba física denominada “prueba de lanzadera”) es una excelente herramienta para identificar a los que tienen Un mayor riesgo de sufrir de una enfermedad cardiovascular o infarto de miocardio en el futuro.

El trabajo, que ha sido publicado en la revista de ciencia del deporte más grande del mundo, el diario británico de Medicina Deportiva, ha sido coordinado por Jonatan Ruiz, investigador Ramón Cajal del Departamento de Educación Física y Deportes de la UGR. Es una nueva revisión sistemática y metanálisis en la que los investigadores revisaron siete estudios que involucraron a más de 9.000 niños y adolescentes de 8 a 19 años de 14 países.

La investigación ha demostrado la gran utilidad de los puntos de corte de la capacidad aeróbica, que se evalúan con la llamada “prueba de 20 metros” o “prueba de lanzadera”, una prueba simple consistente en correr esa distancia a una velocidad progresivamente creciente. Dicha prueba puede ser evaluada en la escuela por el profesor de Educación Física.

“Debajo de los niveles de aptitud recomendados (consumo máximo de oxígeno de 42 y 35 ml / kg / min para niños y niñas, respectivamente), debemos levantar una bandera roja que nos mantenga alerta”, dice Jonatan Ruiz. Dichos puntos de corte para identificar a los niños y adolescentes en riesgo se pueden determinar a través de un test de condición física simple y deben implementarse en los programas de prevención cardiovascular de la Escuela Primaria y Secundaria.

Información muy valiosa

“Aunque esta prueba de aptitud es ampliamente utilizada en las escuelas y nos proporciona información valiosa sobre la salud, los médicos y profesionales de la salud que evalúan el riesgo de enfermedades cardiovasculares presentes o futuras para esas edades aún no han adoptado estas reglas”, dice el investigador de la UGR.

Los autores de este estudio advierten que es necesario establecer estándares internacionales relacionados con la capacidad aeróbica similares a los utilizados para determinar el sobrepeso u obesidad.

Los resultados de la investigación revelaron que el porcentaje de niños y adolescentes con riesgo de padecer una enfermedad cardiovascular oscilaba entre el 6% y el 39% para los varones y entre el 6% y el 86% para las niñas.

Los niños con un nivel de capacidad aeróbica por encima de 42 ml / kg / min tuvieron una probabilidad 5.7 veces mayor de padecer enfermedades cardiovasculares, cifra que en el caso de las niñas resultó que por encima de 35 ml / kg / min fueron 3,6 veces más probabilidades de padecer Estar en riesgo

En la mayoría de las escuelas españolas, así como en muchos países europeos, se utiliza actualmente el “test de 20 metros” para medir la capacidad aeróbica de los niños.

Esta investigación ha determinado que dicha prueba también permite determinar qué niños tienen peor salud cardiovascular y deben someterse a un programa de intervención para mejorarlo.

El reasentamiento de las personas internamente desplazadas se ve afectado por múltiples factores

University of GothenburgShare Los procesos de reasentamiento de los desplazados internos se ven afectados por una serie de factores diferentes que los responsables políticos deben tener en cuenta. Esto concluye en una tesis de doctorado recientemente terminada de la Universidad de Gotemburgo sobre el desplazamiento interno y el reasentamiento en Sri Lanka.

Shantha Wanninayake, autor del estudio, se centra en los desplazados internos que se establecieron en comunidades de acogida o permanecieron en centros de bienestar durante el alto el fuego en Sri Lanka entre 2002 y 2006. Los datos para el estudio se recogieron principalmente de extensa investigación de campo en los distritos de Vavuniya y Anuradhapura.

Wanninayake explora cómo los factores sociales, económicos y de seguridad influyen en las decisiones sobre si regresar a la comunidad original o permanecer en la comunidad de acogida. Él encontró que la gente auto-establecida trajo nuevas habilidades en la agricultura a la comunidad del anfitrión que ayudó a la comunidad a desarrollar y hacía los anfitriones y los colonos mejor apagado.

“Estas interacciones también ayudaron a construir relaciones armoniosas entre los colonos y los anfitriones. Por otra parte, casi todos los individuos o familias que vivían en centros de bienestar dependían de las raciones secas y otra asistencia que se les brindaba para su supervivencia “, dice Shanta Wanninayake.

“A pesar de que la mayoría de ellos también trabajaron y ganaron algo de dinero en la comunidad de acogida, los antecedentes y las circunstancias creadas por las agencias de ayuda llevaron a la segregación entre los anfitriones y las personas desplazadas en los centros de bienestar”, continúa.

La mejor situación de seguridad en las comunidades de acogida en comparación con los lugares de donde la gente había huido era un fuerte incentivo para que las personas desplazadas permanecieran en la comunidad de acogida. Pero también en este aspecto, Shantha Wanninayake encontró diferencias entre las personas auto-establecidas y las personas en los centros de bienestar.

“Las personas auto-establecidas fueron bien recibidas por los anfitriones cuando llegaron, mientras que las personas en los centros de bienestar, sin ninguna relación previa con la comunidad anfitriona, expresaron dudas sobre la seguridad. Las mujeres y los niños en algunos centros de asistencia social fueron incluso sometidos a diversas formas de abuso y hostigamiento “, dice.

En cuanto al parentesco y las relaciones sociales similares, las diferencias entre las personas auto-establecidas y las personas desplazadas en los centros de bienestar fueron compensadas en cierta medida por las actividades de funcionarios y ONG.

“Las relaciones de parentesco desempeñaron un papel importante para que las personas desplazadas internamente se auto-instalen en una comunidad de acogida. Cuando la gente empezó a vivir en la comunidad de acogida, también se desarrollaron nuevas relaciones, lo que atrajo aún más a las personas desplazadas a permanecer en el área de acogida “, dice Wanninayake.

Por otra parte, las personas desplazadas que permanecían en centros de asistencia social recibían servicios del gobierno y de organizaciones internacionales, lo que ayudó a aumentar la frecuencia de los contactos entre los desplazados y los anfitriones.

Una conclusión que se puede extraer del estudio es que los funcionarios deben tomar múltiples factores de por qué la gente quiere permanecer o reasentarse en cuenta al diseñar programas de reasentamiento.

“Especialmente cuando reasentamos a los grupos cingaleses, tamiles y musulmanes en sus aldeas originales, los programas de reintegración deben incluir pasos para lograr la buena voluntad y reconstruir la confianza, lo que puede crear una cooperación socioeconómica significativa entre los grupos”, dice Shantha Wanninayake.